Contagio por Aerosoles

OJO al contagio por Covid-19 en los aerosoles del aire de lugares cerrados.

Investigadores del CSIC y del resto del mundo están demandando que a la mascarilla y distancia hay que añadirle VENTILACIÓN.

Cada vez hay más evidencias científicas de expertos en aerosoles que afirman que apenas hay riesgo de contagio por Covid-19 en exteriores y, por el contrario, es máximo en interiores.

Así que mucho cuidado con los aerosoles del interior de bares, restaurantes, aulas de colegios, universidades, buses, trenes, metros, gimnasios… que no tienen instalaciones de renovación de aire.

Y que nos perdone el sector de la hostelería y también los gimnasios, pues al quitarnos la mascarilla para comer, beber o hacer ejercicio, es cuando el riesgo se multiplica si el local no tiene la ventilación adecuada.

NUEVA YORK que este verano tenía un índice de contagio por coronavirus similar a Madrid, implantó el programa “OPEN RESTAURANTS”, reduciendo las actividades de hostelería a sólo terrazas en el exterior: patios y aceras.

Como resultado, entre otras, de esta elemental medida, la ciudad redujo notablemente el índice de contagios por COVID-19.

El referido programa “Open restaurants” lo han prorrogado de forma excepcional este octubre, cara al invierno, con cambios normativos de ampliación de espacio en la acera y calzada: elementos de confort (calefacción) y de seguridad (jardineras de separación del carril de circulación)

Bares y restaurantes en la calle: así es el plan de Nueva York para reflotar la hostelería y evitar contagios

Cadena Ser: enlace a noticia.

Informe científico sobre vías de transmisión SARS-CoV-2, encargado por el Ministerio de Ciencia e Innovación a un grupo de eminentes científicos españoles.

Entregado el pasado 29 de octubre por el grupo de investigadores de reconocido prestigio, formado por Antonio Alcamí, Margarita del Val, Miguel Hernán, Pello Latassa, José Luis Jiménez, Xavier Querol, Ana Robustillo, Gloria Sánchez y Alfonso Valencia, y difundido el 9 de noviembre por el Ministerio de Ciencia.

Concluye que existe «evidencia significativa» de que el Covid-19 se transmite por vía aérea a través de los aerosoles que se emiten al hablar, cantar, gritar o toser y que es, precisamente esta vía, la forma de transmisión «dominante» y la «más habitual» en eventos de super propagación.

El documento de los científicos incide en la «importancia» de explicar a la población el papel que juega la transmisión por el aire, a través de aerosoles expulsados por personas infectadas.

En concreto, el documento precisa que los aerosoles por su menor tamaño presentan una mayor infectividad porque penetran más profundamente en los pulmones y, además, podrían causar una mayor severidad en la enfermedad Covid-19.

Por esas razones, los expertos proponen realizar todas las actividades posibles en exteriores, y ventilar o filtrar para reducir la infección por esta vía en interiores, medidas que se añaden a las ya aceptadas del uso de mascarillas, higiene, distanciamiento, trabajo a distancia y evitar actos con alta densidad de personas, sobre todo en interiores.

Para ventilar y filtrar espacios interiores y reducir el riesgo de infección, recuerdan que lo mejor es que el local tenga un sistema de ventilación, y en su defecto, conseguir una ventilación natural adecuada, abriendo puertas y ventanas, y subrayan que, si nada de lo anterior es posible, se tomen medidas adicionales con purificadores de aire equipados con filtros HEPA.

No descartan tampoco que sea obligatorio a medio plazo disponer de un medidor en tiempo real de CO2 para conocer el grado de ventilación de los locales públicos, y que sea visible desde todo el recinto.

Deja una respuesta